Curiosidades sobre el sonido

Curiosidades sobre el sonido

El sonido se transmite a través de medios líquidos, sólidos y/o gaseosos. Sin embargo, no se transmite del mismo modo en cada uno de ellos, ni siquiera de la misma manera a través de distintos sólidos, líquidos o gases.

En general, cuanto mayor es la densidad del medio mejor se transmite el sonido, por lo que los medios sólidos suelen ser mejores transmisores que los líquidos y, a su turno, los líquidos mejores que los medios gaseosos (como el aire). Sin embargo, algunas características físicas de cada medio en particular influyen de un modo determinante en la transmisión de las ondas acústicas.

La velocidad de transmisión del sonido también depende de otros factores, como la temperatura o la presión. Por ello, se debe tener en cuenta que la velocidad de transmisión del sonido varía sensiblemente cuando cambian las condiciones atmosféricas.
¿Y qué ocurre, por ejemplo, en el vacío? Pues absolutamente nada. No hay sonidos en un medio vacío ya que las ondas acústicas no se pueden transmitir a través de él. Sin embargo los astronautas, por ejemplo, pueden mantener la comunicación entre ellos por medio de dispositivos de radio, ya que las ondas electromagnéticas sí se pueden transmitir pese a la ausencia de un medio material.

Por último, cabe destacar que, pese a que el oído humano no sea capaz de percibir las ondas acústicas de según qué tipo de frecuencias (como las ultrasónicas o las infrasónicas), estas sí pueden tener efectos sobre nuestro organismo. Un buen ejemplo de ello son las denominadas armas acústicas, basadas en el uso de ondas infrasónicas (de frecuencia demasiado baja para ser percibida por nuestro sentido auditivo) y que pueden ocasionar graves alteraciones del normal funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

En resumen, el sonido es un fenómeno el estudio del cual todavía está en pleno desarrollo. Sus beneficios para nuestra salud y bienestar ocupan un lugar destacado en la agenda de científicos y desarrolladores tecnológicos de los campos más variados. Y pese a lo que nos depare el futuro en este sentido, lo que no genera ningún tipo de duda a día de hoy es que un correcto uso del sonido puede resultar altamente ventajoso para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro bienestar.